×

Flacidez a los 50 años: 10 tips para combatirla

Flacidez a los 50 años: 10 tips para combatirla

La menopausia supone, en la mujer, un cambio hormonal importante que se percibe en la piel. Y es que el cese de las menstruaciones provocan un descenso drástico en la producción de estrógenos, lo cual se traduce en menor elasticidad cutánea. «Notamos enseguida que la piel es menos firme al tacto, no la sentimos igual de tensa o elástica. Y las arrugas surgen con más facilidad en la frente, los ojos o la boca», explica Esperanza Sáenz, responsable de imagen de Nezeni Cosmetics.

Agencias

El estrés acumulado durante años o los malos hábitos de vida como el alcohol o el tabaco son, asimismo, factores que aceleran la flacidez de la piel. Por eso, entre las medidas preventivas está precisamente la eliminación de los mismos. 

10 tips para combatir la flacidez de la piel

El colágeno y la elastina son dos sustancias que mantienen la piel firme y joven. Cuando su producción comienza el descenso, alrededor de los 30 años, debemos introducir rutinas faciales como la limpieza diaria, la exfoliación y el uso de cremas que prevengan la aparición de las primeras arrugas y la flacidez, que se acentúa con la llegada de la menopausia. Otros consejos que nos da la responsable de imagen de Nezeni son:

  • Erradicar el tabaco y el alcohol. Es necesario no abusar de ninguna de estas dos sustancias, incluso en la juventud, pues, con los años, comienzan a acusarse sus efectos nocivos en la piel.
  • Manejar el estrés. En la actualidad, el frenético ritmo de vida hace difícil controlar este aspecto. Sin embargo, hay que mantenerlo alejado en la medida de lo posible.
  • Hacer ejercicio regular. Con el deporte, se liberan endorfinas, que son muy buenas para mejorar el ánimo y, también, aportar elasticidad a la piel.
  • Seguir una dieta equilibrada. Los antioxidantes, las vitaminas, los minerales y el Omega 3 presentes en frutas, verduras, frutos secos y pescado azul no deben faltar en una dieta saludable.
  • Usar productos reafirmantes. Las cremas, sérums y demás cosméticos deben contener retinoides, péptidos y antioxidantes.
  • Emplear protección solar. Las quemaduras en la piel provocan que esta vaya envejeciendo más rápidamente, por lo que hay que protegerse adecuadamente.
  • Hacerse masajes faciales. Con ello, mejoramos la circulación sanguínea de la zona.
  • Aplicar terapias no invasivas. Se trata de técnicas de rejuvenecimiento facial en las que no hace falta pasar por quirófano. Por ejemplo, la radiofrecuencia, los ultrasonidos focalizados o la mesoterapia.
  • Técnicas mínimamente invasivas. Son tratamientos que no precisan de quirófano, aunque la intervención es mayor que en los no invasivos. Uno de los más destacados es el relleno con ácido hialurónico.
  • Descansar lo suficiente. Es recomendable dormir las horas necesarias y, antes de acostarse, aplicarse una crema de noche adecuada a las necesidades, pues en esas horas es cuando mejor se absorbe.

2 comments

Publicar comentario