Portada » Álex Cabré: «Espero a que llegue el domingo para dar vida a los personajes»

Álex Cabré: «Espero a que llegue el domingo para dar vida a los personajes»

Escribe los domingos por la tarde, como si de un ritual literario se tratase. De hecho, no se plantea escribir otro día de la semana, aunque sí lleva siempre las ideas de sus novelas en la cabeza, sea el día que sea. Hablamos con Álex Cabré, autor de 3650 días.

Sara Niño, para InMagazine

Sara Niño (S. N.): Has escrito 3650 días en 53 domingos. ¿En algún momento te has saltado
la norma y has escrito otro día de la semana?

Álex Cabré: No, el papel en blanco solo los domingos por la tarde, aunque sí
que corrijo entre semana y llevo los personajes y las tramas latentes en mi
cabeza de lunes a sábado, esperando a que llegue el próximo domingo
para darles vida.

S. N.: ¿Qué tienen para ti los domingos que no tengan otros días de la semana?

Álex Cabré: El domingo es el día en el que me siento más lejos de mi trabajo y
esa distancia mental me permite entrar en el mundo de la ficción con más
facilidad. Además, con el tiempo, he descubierto que la fastidiosa sensación de
cuenta atrás del ‘domingueo de sofá’ desaparece.

S. N.: ¿Cómo trazaste en tu mente los tres personajes (pacientes) que
acompañan al doctor Dodds en la novela? ¿Qué tipo de documentación
necesitaste para narrar sus historias?

Álex Cabré (A. C.): Los personajes van apareciendo en mi mente y he convivido con
ellos durante muchos domingos, siempre acompañado de mis manuales de
Psicopatología clínica del doctor Vallejo-Nagera y el del doctor Jarne.

S. N.: Pina, John o Nicholas. ¿Con quién te quedas?

A. C.: Pina

S. N.: Desde la experiencia que tienes en psicología, ¿qué trastorno de los 3 que
centran la trama es el más difícil de abordar?

A. C.: Yo no tengo experiencia en psicología clínica porque nunca me he
dedicado a ello, a pesar de haber estudiado Psicología. Desde el punto de vista
de la ficción, Pina es el personaje más difícil, está atrapada en la patología más
compleja de abordar. Es difícil comprender y empatizar con un personaje que
restringe la comida hasta poner en peligro su propia vida.

S. N.: ¿Tenías claro el final desde el principio?

A. C.: No, el desenlace final se desencadenó por sí solo. No así el dilema
que surge al final del texto y que está relacionado con el núcleo de la novela.
Esto sí que lo tuve en mente desde el principio.

S. N.: Cesc Gay es el prologuista de 3650 días. Como buen director de cine que
es, ¿te ha propuesto llevar la novela al cine?

A. C.: No, no me lo ha propuesto.

S. N.: Ahora que has dado el salto a la escritura de novela, ¿vas a seguir
escribiendo? ¿Tienes ya alguna idea para una próxima novela?

A. C.: La verdad es que llevo muchos domingos escribiendo y tengo
algunos manuscritos además de 3650 días, y en estos momentos estoy cerrando
un texto acerca del papel de los figurantes ¿Si se convertirá en una novela
editada? No lo sé. Es novelas los domingos por la tarde y es lo que voy a seguir
haciendo el resto de mi vida.

S. N.: ¡Gracias!

Sara Niño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba