Portada » Hacks: las mujeres que hacen reír

Hacks: las mujeres que hacen reír

No sé si recordáis la polémica que se desató hace unos meses cuando Francisco Carretero, gerente de La Chocita del Loro, una emblemática sala de monólogos de Madrid, decía que el nivel del humor de las mujeres era más bajo que el de los hombres, para defender la falta de paridad en su programación. La directora de la empresa, Laura Sánchez Vegas, añadía que el humor que hacían las mujeres era victimista y demasiado feminista. Pues Hacks va precisamente de eso: es una comedia sobre las mujeres que luchan por hacerse un lugar en un mundo tan sexista como el del humor.

@dbora_castillo

@deboracastillobook

Las protagonistas son Deborah Vance y Ava Daniels. La primera es una cómica legendaria, pionera del monólogo de humor –con permiso de Mrs. Maysel–, que empezó en los años 70 y que hace décadas que  tiene espectáculo propio en Las Vegas. Sus chistes se están quedando viejos, obsoletos, y ella se encuentra con la tarea titánica de defender su show, ganado con mucho esfuerzo y defendido con mucho carisma, frente a la amenaza de los nuevos cómicos que se convierten rápidamente en figuras mediáticas gracias a las redes. La segunda es Ava Daniels, una escritora y guionista ‘millennial’ cuya prometedora carrera se ve truncada por un desafortunado tuit acerca de un político; nadie quiere contratarla y ella acaba de comprarse una casa y, además, envía parte de su dinero a casa para ayudar a costear la enfermedad de su padre. Ambas comparten representante; ambas le exigen que haga algo para resolver sus problemas, y él decide que la mejor solución para ambas es que colaboren entre ellas.

Deborah necesita alguien más joven que refresque y actualice sus monólogos y Ava tiene urgencia por ingresar dinero y pagar su hipoteca.  Las dos son reacias a trabajar juntas y, al principio, el trato no parece que vaya a funcionar debido a la intolerancia de Deborah y a la condescendencia –muy poco feminista– de Ava hacia las mujeres de generaciones anteriores. Sin embargo, su relación va evolucionando y, a medida que van conociéndose más, va aumentando el respeto y también el cariño. En realidad la lucha de las dos parece muy diferente, pero no lo es.

La interpretación de Jane Smart como Deborah Vance, le valió el Emmy a la mejor actriz en 2021; merecidisímo en mi opinión. La réplica que le da Hannah Einbinder como Ava está a la altura.

Hacks es adictiva; yo vi los diez capítulos de la primera temporada en dos días. Es mordaz con todos los temas que trata: el trato que reciben las mujeres en el mundo del espectáculo, especialmente las que han sobrepasado una cierta edad; el abismo generacional, la fama y el poder de las redes sociales.

Una serie de HBO Max que vale mucho la pena. Me quedo esperando con ganas la segunda temporada.

InMagazine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba