Sulfatos: el efecto rebote que genera más grasa en el cabello

Los sulfatos son perjudiciales para al cabello. Foto: Le Clan Esthétique

Los sulfatos quedan muy bien en cualquier producto de higiene, por ejemplo, en los champús, porque hacen espuma. Parece que nos limpian más y, sin embargo, es todo lo contrario: pueden producir más grasa de la ya existente, además de que, muchas veces, este es un agente agresivo. ¿Cómo es un champú beneficioso para la salud del cuero cabelludo?

Agencias

«El champú ideal debe incluir vitaminas, proteínas, filtros UV y otros componentes que mejoran la calidad del cabello», explica David Lesur, director de formación de David Künzle. En TH Cosméticos (distribuidor en España de California Mango) también incluyen en los champús ingredientes naturales como «el açai, las provitaminas B3 y B5, proteína de lino, extractos de mango y hojas de aloe vera», señala Víctor López

Más sebo, irritación, picor y rojez

Si usamos un champú inadecuado o con ingredientes muy agresivos, puede irritarnos el cuero cabelludo y ocasionar picor y rojeces, dejando esa sensación de «pelo estropajo«. De ahí la importancia de emplear un champú lo más natural posible: esto lo podemos consultar en el INCI del producto; los primeros componentes que aparezcan son los que están en mayor proporción.

Línea de productos sin sulfatos de California Mango. Imagen: Le Clan Esthétique

Además, lejos de la creencia general de que a más espuma más limpieza, el sulfato «altera la secreción de sebo y genera más caspa y picor», dice Víctor López. Por su parte, Sonia Atanes, directora del salón de taninoplastia SAHB, aconseja evitar el hidróxido de sodio, altamente perjudicial, y «cambiar el champú con la época del año en que nos encontremos».

Un comentario en “Sulfatos: el efecto rebote que genera más grasa en el cabello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *