‘No me busques’ (Sara Medina): una novela sobre madres que mueven montañas

'No me busques', de Sara Medina. Imagen: Penguin Random House

Una madre. Un hijo. El mundo del narcotráfico y la prostitución. Y una Barcelona en su vertiente más oscura. Estos elementos confluyen en No me busques (Ediciones B), una novela en la que han aunado fuerzas el escritor David Cirici y la guionista Carmen Fernández Villalba, bajo el pseudónimo Sara Medina.

Sara Niño

Sílvia posee una vida acomodada en Barcelona. Es madre de un joven de 19 años, Martí, y está a punto de aceptar un buen puesto de trabajo en Estocolmo. Sin embargo, en este momento crucial de su vida, todo se tuerce al desaparecer su hijo y recibir un mensaje de él con una única frase: «No me busques». ¿Puede una madre estarse quieta cuando su hijo ha desaparecido? La respuesta es no.

Sílvia, como casi cualquier madre, se moviliza para buscar a Martí: acude a la policía -«Su hijo es mayor de edad, señora, y por el mensaje que ha recibido parece que se ha marchado voluntariamente»-; pregunta a sus compañeros de la terapia que estaba siguiendo para desengancharse de las drogas; también a sus amigos del barrio, incluso contacta con una tal Moni, quien parece ser que conocía a su hijo de cuando consumía… Todos ellos esfuerzos infructuosos. Lo que sí sabe es que su hijo está vivo y no quiere que le encuentre.

Un tándem de premiados

'No me busques', de Sara Medina. Imagen: Penguin Random House
No me busques, de Sara Medina. Imagen: Penguin Random House

Sara Medina es la pareja de escritores formada por David Cirici y Cristina Fernández Villalba. Él, director creativo y guionista de televisión y radio, además de autor de MUSGO, una novela para niños galardonada con el Premio EDEBÉ de Literatura Infantil. Por su parte, Cristina también es guionista y publicó Luzazul, Premio La Galera Jóvenes Lectores 2010.

No me busques aborda temas de actualidad como la venta de drogas, los narcopisos, los modelos de relaciones sentimentales en pleno siglo XXI y la maternidad en solitario. Estamos ante un thriller que, a pesar de seccionar una parte oscura de la sociedad, mantiene sereno al sector y da la seguridad de que el final no va a doler.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *