Mónica Gutiérrez: «Ir de librerías es una excursión de amigas»

Entrevista a Mónica Gutiérrez

Sueño de una noche de teatro llegó a las librerías el pasado 14 de octubre en Ediciones B. Una historia, tal y como explica su autora, Mónica Gutiérrez, con personajes extravagantes que nos lleva detrás del escenario, para conocer de cerca los devaneos de una compañía teatral al más puro estilo shakespeariano. Todo ello, de la mano de la obra preferida de la autora, Macbeth.

Sara Niño, para InMagzine

Sara Niño (S. N.): Eres historiadora y periodista. Desde hace años, también escritora. ¿Qué te llevó a comenzar a escribir o, más bien, a decidir publicar tus historias?

Mónica Gutiérrez: Es una pregunta que formulas muy bien porque no es tanto cuándo comencé a escribir, sino más bien cuándo di el paso de publicar. En mi caso, me animó haber ganado algunos premios literarios en la universidad que me ayudaron a seguir adelante y emprender la escritura de una novela. Yo empecé, sobre todo, escribiendo relato corto y mi primera novela la escribí hace como diez o doce años. Lo de publicarla fue fortuito porque me da mucho reparo pero se me ofreció, en ese momento, la oportunidad de la autopublicación. Y fueron las personas de mi entorno las que me animaron. Pero, a día de hoy, me sigue dando reparo publicar.

S. N.: Ya que tienes experiencia en ambas, ¿qué experiencia te gusta más, la autopublicación o la publicación en editorial? ¿Cuál te parece que tiene más ventajas? ¿O te han satisfecho las dos por igual?

Mónica Gutiérrez: Creo que ambas opciones tienen sus ventajas y sus inconvenientes. La autopublicación te permite un control total de tu obra, desde el principio hasta el final, pero también requiere de una inversión inicial de capital: necesitas pagarle a un maquetador, a un corrector… Aunque sí que es verdad que el margen de beneficio es un poco superior al de las editoriales convencionales.

En cambio, cuando se opta por una editorial convencional, una de las ventajas es la distribución a librerías; es muy importante, cuando se escoge una editorial, ver qué distribución tiene. Ahora mismo estoy trabajando con Ediciones B y me gusta mucho el trato; es muy importante sentirse a gusto y sentir que estás respaldada por un buen equipo de profesionales porque, si no, no tiene sentido optar por una editorial tradicional. Para mí, las dos son muy válidas, y lo importante es que cada autor se sienta a gusto con cada opción en el momento que la haya escogido.

S. N.: En Sueño de una noche de teatro, más que los personajes, el gran protagonista es el teatro. ¿Qué significa para ti el teatro?

Mónica Gutiérrez (M. G.): Más que el teatro, me apetecía muchísimo coger una de mis obras favoritas de Shakespeare, que es uno de mis autores de cabecera. Me apetecía mucho coger Macbeth y usarla como excusa para el argumento de una novela y ver qué salía de ahí. Convertirla en la trama de una novela feel-good. Era abrir esa puerta y ver por detrás el mundo del escenario y contar con los personajes más excéntricos que nos podía dar el mundo de la farándula. Y, sobre todo, ofrecer al lector una novela muy divertida del mundo del teatro.

S. N.: ¿Qué personaje de la novela se identifica más contigo o con cuál te identificas tú?

M. G.: En esta novela, no podría elegir un personaje. Quizás un poco con Emma y Max, que son dos caras de una misma moneda. Pero, en todo caso, serían experiencias emocionales. Siempre intento que mis personajes tengan una experiencia cercana a la mía, pues un escritor siempre escribe desde dentro hacia fuera porque, si no, acaba escribiendo una novela sin alma.

S. N.: Macbeth es la obra que representan los personajes de esta novela, pero también haces un juego de palabras entre el título de la novela y otra de las obras de Shakespeare, Sueño de una noche de verano. Si tuvieras que quedarte con alguna de estas dos, ¿con cuál te quedarías?

M. G.: Sin duda, con Macbeth. El título de la novela era, originalmente, Macbeth & Co. pero, por razones de la editorial, se cambió. Yo me hubiera quedado con Macbeth porque viajan a Escocia y todo gira en torno a esta obra de teatro.

S. N.: Leyendo tu blog, se intuye que, además de ser amante de la escritura, eres amante de la lectura y de las librerías. ¿Cuánto tiempo puedes pasar en una librería, mirando libros?

M. G.: Pues no sabría decir. Es un placer entrar en una librería. Yo no conozco ningún escritor que no le guste leer; un escritor es, por definición, un gran lector. Y una de las grandes pasiones de los lectores es entrar en una librería. De hecho, cuando escribí La librería del señor Livingstone me lo pasé muy bien; siempre digo que es mi novela más personal. Ir de librerías se ha convertido, incluso, en una excursión de amigas. Una librería es uno de los lugares más agradables para un lector.

S. N.: Escribes literatura feel-good. Pero, ¿te has planteado escribir otro género o, incluso, guiones de teatro? ¿Ha surgido la oportunidad de llevar alguna de tus novelas al cine, la televisión o el teatro? Llevar Sueño de una noche de teatro al propio teatro para cerrar el círculo…

M. G.: No, de momento no se ha trasladado a pantalla ni a teatro ninguna de mis novelas. Sí que es verdad que algunos de los contratos de traducción de La Librería del señor Livingstone se reservaban el derecho de poder adaptarla a series de Netflix. Pero, en España, no.

De momento, me siento a gusto en el feel-good y no tengo la necesidad de explorar otros género. Creo que voy a seguir con mis historias, aunque nunca se sabe, ya veremos qué pasa más adelante, no me cierro puertas.

S. N.: ¿Tienes algún otro proyecto literario entre manos?

M. G.: Sí, estoy escribiendo otra novela. Además, estoy muy contenta porque ya me están llegando las diferentes traducciones de La Librería del señor Livingstone y esto es lo que me anima a seguir escribiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *