Lactancia: dar el pecho si sufres mastitis

Cómo prevenir y aliviar la mastitis. Imagen: Le Clan Esthétique

La mastitis es una afección común que sufren las mujeres durante la lactancia, normalmente en solo uno de los pechos. Es realmente molesto e, incluso, puede requerir el uso de antibióticos. Sin embargo, la primera recomendación es no dejar de dar el pecho, para, así, drenar los conductos mamarios.

Agencias

La mastitits se manifiesta con dolor en uno de los pechos, a veces con un bulto duro o mucho calor y enrojecimiento en la zona. Las causas, siempre relacionadas con la lactancia materna, tienen su origen en un destete abrupto, tomas irregulares o un agarre incorrecto del bebé al pecho. Una manera de prevenir que esta afección inflamatoria del tejido mamario nos afecte es estando fuertes y sin anemia antes y tras el parto. Con las defensas altas, la resistencia a esta infección es mucho mayor.

Si, aun así, padecemos mastitis, una de las recomendaciones primeras es comenzar a dar de mamar por el pecho dolorido. No existe ninguna prohibición de dar de mamar con mastitis, ya que la leche contiene anticuerpos que protegen al bebé de la infección.

Tratamientos para la mastitis

Además de antibióticos -siempre recetados por el médico-, esta infección se puede atajar con un masaje, extrayendo leche entre toma y toma y aplicando calor en el pecho afectado. De hecho, existen empresas especializadas en tratamientos para las madres lactantes; es el caso de la firma Lansinoh.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *