Greta Alonso: «El cielo de tus días es aquello que te ocultas a ti mismo»

Greta Alonso, autora de 'El cielo de tus días'

No conocemos su nombre pero sí sabemos que nació en el Cantábrico, una tierra que describe como un paisaje que «inspira a crear historias», que es «visceral, algo insegura y muy leal a los suyos», y que solo aceptaría entrar en el mundo editorial si su identidad permanecía en el anonimato. Hablamos de Greta Alonso, la autora de El cielo de tus días, novela que Planeta publica el próximo 26 de mayo tras aplazar la fecha de lanzamiento por la declaración del Estado de Alarma el pasado 15 de marzo.

Sara Niño, para InMagazine

Pregunta (P): Greta Alonso es un pseudónimo… ¿Mantendrás el anonimato, a pesar de lo difícil que es ocultarte cuando hay que promocionar una novela…?

Respuesta (R): El anonimato ha sido una línea roja desde el principio. Sufrí un episodio de estrés extremo que no supe gestionar, y hacer presentaciones, acudir a firmas y convertirme en un personaje público, para mí, sería muy duro. Conozco mis límites, y solo estaba dispuesta a publicar bajo esa condición. La editorial apostó por la novela, que para mí es lo importante, pese a no poder promocionarla como lo hacen otros autores, y tener que renunciar a mostrar mi rostro o participar en ferias.

P: El cielo de tus días es tu primera novela. ¿Cuánto tiempo te ha llevado crear esta historia?

R: Dediqué nueve meses al desarrollo de la trama, pero llevaba años pensando en esta historia; había tomado muchas notas, las ideas ya rondaban mi cabeza y, una vez tomé la decisión de desarrollarla, todo fue vertiginoso. Escribía de modo compulsivo.

Cubierta de 'El cielo de tus días'. Foto: Editorial Planeta
Cubierta de ‘El cielo de tus días’. Foto: Editorial Planeta

P: ¿Quién o qué es el “cielo de tus días”?

R: “El cielo de tus días” es aquello que te ocultas a ti mismo, el pasado que quieres olvidar y el presente que no te convence, pero que temes cambiar. El odio, la violencia, la ira, el deseo. El amor y los sueños a los que vamos renunciando. Es una trama vertiginosa que comienza con la aparición de un mechón de cabello, y unas palabras anónimas en el reverso de una foto: “Esta era ella, este su pelo, yo su asesino”. La chica de la imagen había muerto asesinada quince años antes, y se reabre el caso. El inspector que se pone al frente había mantenido una relación con la víctima.

P: Un thriller ambientado en el Cantábrico. ¿Qué tiene esta tierra de especial?

R: Yo nací aquí y, cuando he estado fuera, sentía la lejanía casi de un modo físico. Son los bosques, oscuros, el mar, más bravo, el cielo, que suele estar nublado. El ambiente, los paisajes; todo inspira para crear historias como esta.

P: Brul y Herreros. Las dos caras de la investigación que centra El cielo de tus días. ¿A quién de los dos se parece más Greta Alonso?

R: Tengo rasgos de los dos. Suelo obcecarme con aquello que persigo, y en eso me parezco a ambos. No soy tan fría como Álex ni tan seria y calculadora como Natalia, soy mucho más visceral, algo insegura, y muy leal a los míos.

P: ¿Supiste desde las primeras líneas cuál sería el final de El cielo de tus días o este se fue dibujando conforme avanzabas en la escritura de la historia?

R: No tenía ni idea de cuál sería el final pero, a medida que avanzaba, lo fui viendo muy claro. El final, no podía ser otro. Coherente con la mentalidad de los personajes, con su trayectoria, con su modo de ver las cosas. La propia novela me descubrió el final.

P: ¿Estás ya escribiendo una nueva novela?

R: He escrito algunas novelas más, independientes de “El cielo de tus días” en trama y personajes, aunque Álex y Natalia aparecen como secundarios. No sé si llegarán a publicarse, quiero ir despacio, porque no sé cómo me va a pillar esto de publicar…

P: ¿Podría llegar El cielo de tus días a la gran pantalla como ha sucedido con la trilogía del Baztán, de Dolores Redondo, u otros thrillers de escritores españoles?

R: No lo sé, eso tendrán que decidirlo los lectores. Para mí, llegar hasta aquí, ya es un gran paso, y prefiero no pensar en lo que puede venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *