Día Internacional del croissant: ¿por qué es tan popular esta pieza de bollería?

Croissant Levadura Madre. Imagen: Ginger&Soda

El 30 de enero se celebra el Día Internacional del croissant para dar a conocer, mundialmente, esta clase de bollería que combina igualmente con salado que con dulce.

Agencias

El croissant es ya de por sí una clase de bollería muy popular. Y es que, según Moncho López, de Levadura Madre Natural Bakery, «tiene el equilibrio perfecto entre dulce y salado». Por ello, el croissant se consume con chocolate, leche, café, zumos o una infusión pero, también -si este va relleno de jamón y queso o cualquier delicatessen salada-, se puede tomar acompañado de una cerveza.

Celebración de la victoria en la batalla de Viena

En el siglo XI, algunas fuentes refieren que comenzó a elaborarse un pastelito con forma de media luna en los conventos austríacos. Además, en el siglo XVI, los franceses idearon una masa de hojaldre muy parecida a la que conocemos hoy en día en el croissant. Sin embargo, el nacimiento de este tipo de bollo data del año 1683 en Viena (Austria), donde los panaderos fabricaron los primeros croissants para celebrar la victoria de los Habsburgo en la batalla de Viena.

Fácil parece, sencillo no es

La receta del croissant no es nada sencilla, sobre todo lograr que quede crujiente y en su punto junto de sal. Tal y como nos explica Moncho López, «parece una receta muy fácil de hacer pero no es nada fácil de conseguir una masa hojaldrada con el punto justo de crujiente en todas las capas». Si se consigue, es uno de los bollos más populares; en primer lugar, por su versatilidad y, en segundo lugar, por su liviandad: «Es apto para consumir a cualquier edad», concluye López.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *