Cristina del Valle: «En este confinamiento, lo único que puedo hacer es cantar y generar emociones»

Cristina del Valle, de Amistades Peligrosas. Foto: Dolores Pérez

Hoy tengo el honor de entrevistar a una asturiana de Oviedo, Cristina del Valle. Cantante, compositora, activista y feminista española reconocida en toda Europa y América Latina por su destacada labor altruista en contra de la violencia de género. Además, forma parte del conocido dúo español Amistades Peligrosas.

Mónica, para InMagazine

  • InMagazine (IM): Hola, Cristina. Lo primero: ¿Cómo llevas este confinamiento?
  • Cristina del Valle: En este confinamiento, que obviamente es un shock para todos, como artista lo único que puedo hacer es aportar lo que sé hacer: cantar y generar emociones. Cada día en mi barrio, donde yo vivo, organizamos una temática, aparte de los aplausos a los sanitarios, nos quedamos de 30 a 40 minutos, yo hago de DJ y buscamos un tema cada día de homenaje. Por ejemplo, el otro día homenajeamos a nuestros animales domésticos, que son nuestra familia. Otro día hicimos un homenaje a aquellas personas que trabajan en el ámbito de la limpieza. Ponemos música alusiva al tema del día y buscamos la estética para que todo el barrio se involucre, ya que hay niños, nos vestimos todos. El otro día, hicimos un día de verano y nos vestimos con gorros de playa, colgamos flotadores, toallas de playa, manguitos de nadar, y llenamos los balcones con esa decoración, buscamos música con esa temática y bailamos. Otro día nos vestimos de médicos y enfermeras. La gente lo agradece mucho, porque es una manera de hacer vecindad, de hacer barrio, de hablarnos a través de los balcones, de conocernos, porque mucha gente trabajamos fuera de casa y no interactuamos; de pronto, nos estamos conociendo, celebrando cumpleaños… hoy había nacido un bebé y todos aplaudiéndolo, animando a los niños…
  • IM: Sé que estás involucrada en muchas campañas de apoyo. Háblanos de alguna de ellas.
  • Cristina del Valle: Pues, por ejemplo, con ABG mayores -una ONG con la que colaboramos habitualmente, que trabajan en residencias- apoyando una campaña de crowdfunding para recoger fondos para nuestros mayores, para residencias y para los que están solos y en condiciones de falta de medios y de apoyo. Esta campaña también la he coordinado con mi cargo simbólico de quesera de honor de Fuentesaúco, un lugar donde hay muchísimas fábricas de queso artesanal y donde la gente cuida el producto. Me pidieron, desde mi cargo, formar parte de una campaña, para enviar a domicilio a la gente que lo necesita, y coordinar el envío de queso artesanal con un sello autóctono donde, además, en las fabricas trabajan muchísimas mujeres; también interrelacionar unas acciones con otras y apoyar todo tipo de campañas que se están haciendo. Una campaña que saldrá ahora del apoyo a una Europa más social, más solidaria y una cultura de paz. También participo en campañas de apoyo a compañeros y artistas.
  • IM: Háblanos sobre este último disco de Amistades Peligrosas, Pacto de Sal
  • Cristina del Valle: Antes de que ocurriera todo esto, estábamos en el momento más dulce, acabábamos de sacar un disco hace un año en España, que se llama Pacto de Sal. El single salió a última hora; es una canción que cuenta nuestra historia y un nexo de unión entre el pasado y el presente: Ya no vives en mí. Hablaba de sacar de nosotros todo lo malo y lo que es negativo, lo que no queremos que viva en nosotros porque no nos hace crecer. Y hablábamos de nuestro pasado de las cosas con las que tuvimos que romper, con el éxito, con la fama, para reencontrarnos a nosotros mismos y darle otro sentido a nuestras vidas. El nombre, Pacto de Sal, es el pacto que hicimos Marcos y yo cuando nos conocimos en un concierto maravilloso en Torre del Mar delante del mar en pleno verano, con el olor de la sal; cuando los dos nos bajamos del escenario fue tal la química y la conexión que nos prometimos y nos cogimos de las manos y prometimos firmar un pacto de lealtad, amistad y de amor profundo como es el que sentimos los dos por la música, que es lo que más amamos y lo que da sentido a nuestras vidas. Desde entonces hasta ahora, estábamos como locos trabajando y disfrutando de nuestro disco y, además, hace unos meses nos llamó una compañía discográfica de Miami con la que, en colaboración con Sony Latin Music como distribución, firmamos un contrato para el lanzamiento de disco en toda Latinoamérica y Estados Unidos y, justo unos días antes de toda esta situación tan terrible, teníamos prevista una gira para abril.

Pero tengo la esperanza de que esto va a servir para replantearnos otro modelo de mundo, otra forma de relacionarnos y espero que este mundo recupere la cordura, que saquemos de él a quienes están intentando volvernos a la depresión, a la tristeza, a lo negativo, a los que han intentado como carroñeros sacar partido de este horror en vez de sumar fuerzas, espero que los saquemos de las instituciones y de nuestra sociedad. Y mi solidaridad absoluta con el tremendo dolor de miles de familias en este país que han perdido a sus seres queridos, que eso es un dolor, que no hay palabras. La música que es un sector terriblemente castigado, va a ser durísimo, estamos todos empujando a través de sindicatos, organizándonos para exigir al Ministerio de Cultura un compromiso firme con el apoyo a la cultura. Son cientos y miles de trabajadores, no solo los artistas sino los músicos, los técnicos, los productores, los que tienen equipos de sonido, los que tienen escenarios… Todos tienen familias y neveras que llenar y ahora mismo estamos en la más absoluta indefensión porque, obviamente, la gente que trabaja tiene un sueldo y una seguridad; los músicos y los que están alrededor vivimos de cada concierto, cuando no hay conciertos no hay ingresos de ningún tipo, no tenemos protección de ningún tipo, no tenemos derecho a paro. Es una situación de indefensión y también tiene que haber un cambio importante en la visión de la cultura tanto desde el ámbito político como desde el ámbito de la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *