Carmen Jonnes: la voz de la (in)fertilidad

Carmen Jonnes publica 'En busca de la fertilidad'. Foto: Iskiam Jara (vía Amazon)

En busca de la fertilidad es su primer libro. Un proyecto de vida que nos conecta con la comunidad virtual ‘Creando una vida‘ -a la que también dio vida Carmen Jonnes en internet- y en el que relata, en primera persona, su historia tras lograr ser madre dos veces, la primera gracias a una FIV (Fecundación in Vitro) y la segunda de manera espontánea.

Sara Niño

«Dar voz a la infertilidad» es el propósito de Carmen. Siempre teniendo en el horizonte la ayuda que nos puede prestar, en la actualidad, la ciencia: «Por suerte, la ciencia avanza muy rápido y, cada vez, hay más técnicas a las que podemos optar para cumplir nuestro sueño de ser padres», declara en una entrevista concedida a Bibiana Ripoll Comunicación.

La edad: una de las principales causas de infertilidad

Estudiar una carrera, encontrar un trabajo estable, una pareja… comprarse una casa, viajar…Todo ello hace que el tiempo pase y comencemos a pensar en tener un hijo a partir de los 30 o 35 años. Y es que nos sentimos jóvenes, vitales. Pero, ¿el sistema reproductivo se siente así? «Lo que, hoy en día, consideramos joven no lo es tanto a nivel reproductivo», dice Carmen Jonnes. «En temas de fertilidad, lamentablemente, la edad es un factor crucial», concluye.

Así pues, «la educación es crucial. Ahora solo nos enseñan contracepción pero nadie nos habla de fertilidad», señala Jonnes. Es por ello que (especialmente, las mujeres) crecemos pensando que podemos ser madres pasados los 40. Solo es ponerse a ello, ¿no ha tenido un hijo esa famosa a los 48 años?

La reserva ovárica disminuye con la edad

El sistema reproductor humano es ya de por sí imperfecto. Si a eso le sumamos que las mujeres tienen un número finito de óvulos -una cantidad ya predeterminada antes de nacer-, el resultado es que buscar embarazo a partir de los 35 -edad a la que, presumiblemente, comienza a descender el número de óvulos (reserva ovárica), siendo el descenso mucho más acusado a partir de los 40- es muy complicado.

A veces, la reserva ovárica está disminuida aun siendo menor de 35 años. Es el caso de Carmen Jonnes, quien comenzó su búsqueda con 32 años y, pasados dos largos años, le diagnosticaron baja reserva. Si bien, inicialmente, le aconsejaron una FIV con óvulos de donante, la autora de En busca de la fertilidad quiso probarlo con sus propios gametos: acertó y, de esa fecundación, nació su hijo Iskiam. Esta también es una prueba de que se puede, a pesar de que te hayan dado un mal diagnóstico.

Carmen Jonnes publica 'En busca de la fertilidad'. Foto: Iskiam Jara (publicada en Amazon)
Carmen Jonnes publica En busca de la fertilidad. Foto: Iskiam Jara (publicada en Amazon)

El viaje de la fertilidad

Carmen no se cansa de repetir que, en caso de no conseguir embarazo en un tiempo prudencial, debemos acudir a realizarnos las pruebas pertinentes. Y si un médico no nos convence, vayamos a otro. Hasta que demos con aquel que nos escuche y «acompañe en este viaje, con cariño y empatía», termina diciendo Carmen Jonnes.

Carmen también posee un canal en Youtube y un perfil de Instagram, medios a través de los cuales expone su experiencia e intenta ayudar a todas aquellas mujeres que atraviesan una situación similar a la suya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *