Buñuelos de viento para días de invierno

Buñuelos para el Día de Todos los Santos

La festividad de Todos los Santos se celebra con flores en las tumbas de nuestros familiares fallecidos, el 1 de noviembre. Pero no solo eso: esta es época de buñuelos; si los queremos elaborados a la manera tradicional, serán buñuelos de viento; si los preferimos rellenos de alguna de las muchas variedades de ingredientes que hay en el mercado en la actualidad, serán simples buñuelos. Ricos, ricos.

Agencias

No está claro el origen de los buñuelos, aunque la mayoría de los datos apuntan a los árabes, quienes, en el siglo XI, lograron el primer buñuelo. Por aquel entonces, se freía la masa y, únicamente, se espolvoreaba con azúcar y, a veces, canela. Hoy en día, maestros pasteleros como los de Levadura Madre han innovado y ofrecen buñuelos rellenos de nata, crema o chocolate, entre otras variedades. Sin embargo, el secreto de que este dulce típico sea una delicatessen no es el relleno sino la masa.

«Trabajar bien la masa»

Desde Levadura Madre nos dan algunos consejos para elaborar unos buñuelos de cine: no rellenar demasiado para que el buñuelo no se abra pero tampoco dejarlo vacío; en cuanto a la masa, «el secreto es tener cuidado en trabajar bien la masa y freírla en aceite bien caliente». «Tienen que quedar gorditos, bien rellenos», continúan en Levadura Madre Natural Bakery.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *