Ácido fólico: necesario aunque no estés embarazada

Ácido fólico, folato o vitamina B9. Imagen: Le Clan Esthétique

La vitamina B9, ácido fólico o folato es muy importante para la salud, incluso aunque no estés pensando en quedarte embarazada. Y es que contribuye al correcto funcionamiento del sistema nervioso y trabaja junto a la vitamina C y la vitamina B12 en la formación de hierro y la prevención de la anemia ferropénica.

Agencias

El ácido fólico se absorbe a través de una alimentación rica en «verduras de hoja verde como espinacas, berros, rúcula, brócoli, canónigos o alcachofas, pero también en cereales integrales como la avena, el arroz o la quinoa, frutas como el aguacate, plátano o papaya y, por último, semillas y frutos secos», explica Inma Cima, responsable de marketing de Lansinoh España. Además, también se puede tomar algún complemento específico de vitamina B9 si, en unos análisis de sangre te detectan niveles bajos de ácido fólico o sufres de fatiga, dolores de cabeza y falta de concentración -síntomas que pueden indicar falta de esta vitamina-.

La formación del tubo neural del feto

En caso de que estés buscando un embarazo, la toma de complementos de ácido fólico se suele recomendar antes de que se logre dicho embarazo, manteniendo su ingesta durante el primer trimestre, ya que es de vital importancia que los niveles de la vitamina sean adecuados para una correcta formación del tubo neural del feto, además de proteger a la gestante de un aborto prematuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *